Refugiados de los impactos del Cambio Climático

El desplazamiento provocado por el cambio climático

Refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos contabilizados por la ONU crédito Illustración por La Tigre

El calentamiento global se ha convertido en una de las causas de los movimientos migratorios y podría ser un importante desestabilizador geopolítico. Cinco zonas críticas necesitan atención con urgencia.

Por Jessica Benko 25 de abril de 2017

El cambio climático no tiene los mismos efectos en todo el planeta ni las mismas consecuencias a largo plazo para todo mundo.

Este mapa ilustra alteraciones humanas (en este caso son datos de las Naciones Unidas que corresponden a casi 64 millones de “personas desplazadas”, una cifra que se triplicó con respecto a la de 2005) y también alteraciones climáticas, expresadas con datos del índice climático de la NASA designado Common Sense Climate Index. La correlación entre ambos tipos de alteraciones es impresionante. Más

Refugiados y los países desarrollados

PRINCIPALES PAÍSES RECEPTORES DE REFUGIADOS

Fuente: Informe IUNHCR-ACNUR tendencias globales (2013). Datos compilados y analizados por el autor

Fuente: Informe IUNHCR-ACNUR tendencias globales (2013). Datos compilados y analizados por el autor

Los datos facilitados por IUNHCR-ACNUR, en sus informes anuales, son una visión de cómo las repuestas a los refugiados se encuentra en una encrucijada. Los países con capacidad económica, legislativa y de recursos sociales son precisamente, como se puede observa en la tabla, los que menos se implican en ayudar a más de 60 millones de personas (Informe IUNHCR-ACNUR 2015) en situaciones de persecución, guerras o violencia. Número que está continuamente aumentando.

Precisamente los países con mayores índices de desarrollo humano están dejando la atención humanitaria a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), a las organizaciones gubernamentales (ONG) especializadas y a los países fronterizos que en la mayoría de las ocasiones, no tienen capacidad para cubrir las necesidades alimenticias, sanitarias, de seguridad o vivienda.

            El hecho de que los refugiados permanezcan próximos a las regiones donde se encuentran las áreas en conflicto, hace que los motivos por los que se vieron forzados a migrar les sigan acompañando en sus desplazamientos. Ya sea por la permeabilidad de las fronteras o por la arbitrariedad de quienes tengan el control político de los país de acogida.

            Las persecución política, étnica y las guerras; pero también las pandemias, hambrunas y los efectos del Cambio Climático, producen desplazamientos humanos forzosos y traumáticos. Cada uno de estos acontecimientos son motivos suficientes para considerar, que las personas afectadas, son refugiados de unos entornos adversos que ponen en peligro su integridad individual y colectiva, y por tanto sus situaciones son similares a las que se recogen en el Estatuto de Ginebra para los Refugiado de 1951 y siguientes desarrollos legislativos.

            En definitiva más de 200 millones de personas son migrantes forzosos y tienen los derechos de asilo recogidos en la legislación internacional.

 

 

 

 

REFUGIADOS CLIMÁTICOS (desplazamientos forzosos por el Cambio Climático)

Las poblaciones dependientes directamente de los recursos naturales ven cada día más alteradas las condiciones climáticas y ambientales necesarias para sobrevivir. Se está presenciando una degradación ambiental como consecuencia de: conflictos bélicos, sequías, pobrezas, sobre explotación de los recursos, monocultivos, etc.

  Así mismo en los últimos años, se está asistiendo a una serie de fenómenos naturales que están incidiendo como un factor más en esa degradación: un calentamiento generalizado del planeta que la comunidad científica ha empezado a considerar relevante.

La contrastación empírica de su existencia, permite considerarlo como una modificación más rápida de las condiciones climáticas como consecuencia de la acción humana. Estas modificaciones, por convención, se han considerado como un Cambio Climático global.

DSC00354

 Según el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) las emisiones de los gases de efecto invernadero (principalmente: dióxido de carbono, óxido nitroso y metano), producidos por la actividad humana, están provocando un aumento de las temperaturas, que podrían ser de 1,4 a 5,8 grados centígrados hasta el año 2100, con respecto a las temperaturas de 1990.

Lo que ello supone, se puede observar en los impactos que en América Latina y en África prevén las últimas proyecciones para el siglo XXI. Estas son entre otras: aumento de la temperatura media, decrecimiento del volumen de los glaciares; cambio en el régimen de las precipitaciones; y el aumento e intensidad de tormentas, huracanes, sequías, olas de calor e inundaciones.

Estos efectos se sentirán principalmente en los sectores productivos agrícola, ganadero y silvícola, en la disponibilidad de recursos hídricos, así como en los asentamientos humanos y en el volumen y estructura de las migraciones.

Las situaciones ocasionadas pueden agravar las desigualdades y la pobreza ya existentes, que en los últimos años habían disminuido en muchas de las regiones deprimidas de los países emergentes.

Provocando que muchos millones de personas se vean obligadas a desplazarse. Ya en 1990, el IPCC, afirmaba que una de las consecuencias más importantes del Cambio Climático sería la emigración masiva de personas, principalmente de los países pobres y emergentes, con menores recursos para financiar la previsión de riesgos y sus mitigaciones.

Se puede observar que como consecuencia de este factor se están produciendo una serie de desplazamientos humanos (Refugiados Climáticos) de las regiones periféricas más deprimidas hacia aquellas que tienen mayores posibilidades de subsistencia o mejores medios para pasar a los países de un alto o muy alto Indicé de Desarrollo Humano (índices diseñados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD-). Estas regiones las hemos conceptualizar como Territorios Frontera, en la investigación que soporta este resumen.

 En la actualidad, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) 2009 (Superando barreras. Movilidad y desarrollo humano), sólo migra a nivel transnacional el 3,1% de la población mundial, que supone en números absolutos, alrededor de 200 millones de personas y la gran mayoría de los migrantes, unos 740 millones, se mueven en el interior de las fronteras de los estados.

Los cálculos realizados para el año 2050, habrá unos 200 millones de migrantes climáticos. Esta cifra ha sido aceptada tanto en el IPCC como en el Informe Stern (informe encargado por el Gobierno Británico sobre los efectos del Cambio Climático y el calentamiento global sobre la economía mundial).

Las consecuencias meteorológicas y económicas del Cambio Climático han sido mucho más estudiadas que las que afectan directamente a la población y a los flujos migratorios permanentes o temporales.

Sería muy problemático considerar el factor del cambio climático como una causa aislada de los desplazamientos humanos forzosos, al estar estos, habitualmente, interrelacionados con factores socio-económicos, demográficos, políticos o culturales. Pero sí se le puede considerar como determinante para poder analizar con mayor rigor sus consecuencias actuales y en un futuro inmediato, en los cambios sociales que los desplazamientos humanos van a introducir en las regiones de recepción.