Nacionalismos catalán y español vs. nosotros

«Los hombres tienen la costumbre de gritar para no tener que escucharse unos a otros». Miguel de Unamuno.

Los nacionalistas catalanes gritando contra los «patriotas españoles», los nacionalistas españoles gritando contra los «patriotas catalanes» y, nosotros ¿contra quién gritamos?

Quizás sea un poco sordo o los gritos no me dejan escuchar ¿qué ha pasado con nosotros?: los extranjeros, refugiados, parados, pensionistas, mujeres maltratadas, los que reclamamos una sanidad y una educación pública de calidad, los desahuciados, los sintecho, los olvidados; en definitiva los actuales invisibles de las patrias.

¿Dónde están las demandas ajenas a las peleas por las patrias? ¿Alguno de ellos se pregunta qué pasa con nosotros? Con los que no estamos ahí, los que no las consideramos nuestras únicas contiendas.

Los que aún manteniendo unas opiniones ideológicas sobre los nacionalismos , nos sentimos en estos momentos olvidados.

Los que para los estados y la naciones del Sistema, siempre seremos «la carne del cañón de las crisis».

Los que queremos que nos devuelvan, los patriotas cuya riqueza creció mientras nuestra pobreza aumentó, lo que es nuestro.

Creo que los pueblos, pero todas sus gentes, tienen derecho a la autodeterminación, a construir un mundo de libertad, igualdad y respeto al diferente, pero con buenos compañeros de viaje, no todos son válidos.

Nosotros, «los olvidados», también tenemos derecho a que se nos escuche ahora, también ahora, sin la sordina de las peleas nacionalistas. Aunque sigan gritando para defender sus patrias.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Nacionalismo e internacionalismo

Los pueblos y las gentes sólo podremos ser considerados: si se respeta la libertad, desaparecen los muros y se preserva el derecho de los diferentes y las minorías.
Nacionalismo e internacionalismo son caras de la misma moneda dependiendo de la estrategias ideológicas que se planteen para el cambio social.
El internacionalismo como propuesta ideológica  no tiene que ver nada con la globalización como instrumento de dominación.
La simetría de ambos conceptos es romper con toda la linea argumentativa del internacionalismo como respuesta a los excesos y exigencias, que a través de la globalización, realiza el Sistema, tanto sobre las estructuras productivas como sobre los ecosistemas naturales y social.

Pau Casals: El cant dels ocells/El canto de los pajaros.

TESIS DOCTORAL: JESÚS RIVILLO TORRES

 

 UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID 

REFUGIADOS CLIMÁTICOS Y EL CAMBIO SOCIAL

EN LOS TERRITORIOS FRONTERA   

Madrid, 2015

 TESIS

Siria, la oportunidad de la paz (revista el Viejo Topo)

batalla-de-kobaneAhora que hay tregua – relativa – las informaciones sobre Siria han caído en picado. ¿Qué casualidad? Y, no obstante, sigue habiendo noticias; quizás las mejores en mucho tiempo. La noticia fundamental es la ronda de conversaciones iniciadas a instancias de Rusia ,Turquía e Irán – los garantes del alto el fuego de diciembre – en la capital del Kazajstán, Astaná, como paso previo a un nuevo intento de conferencia de paz en Ginebra que, dada la evolución militar del conflicto, tiene en principio más posibilidades que intentos anteriores. Más

Trump y Alemania de 1930

Trump es un resultado pos-fascista promovido por el capital financiero y las grandes corporaciones transnacionales.
Estos han fomentado el encanallamiento de la población para mantener y aumentar sus tasas de ganancia en plena crisis del Sistema.
¿Es acaso necesario recordar que es un fenómeno que ya se está produciendo en Europa?
Quizás sea preciso aludir a esa población de la Europa bien pensante que está votando a corruptos, líderes de extrema derecha o a aquellos que proponen la construcción de muros que eviten el paso de los que huyen de las guerras, del hambre o de las catástrofes ambientales.
La cuestión es: si en el proceso iniciado se dan las condiciones que fomenten una situación similar a los años treinta en la República de Weimar.

La concentración de CO2 máximos históricos

El planeta en su conjunto superó la cifra de 400 partes por millón del principal gas de efecto invernadero. MAS

El CO2 es el principal gas de efecto invernadero. PATRIK STOLLARZ AFP
El CO2 es el principal gas de efecto invernadero. PATRIK STOLLARZ AFP

 

REFUGIADOS CLIMÁTICOS (desplazamientos forzosos por el Cambio Climático)

Las poblaciones dependientes directamente de los recursos naturales ven cada día más alteradas las condiciones climáticas y ambientales necesarias para sobrevivir. Se está presenciando una degradación ambiental como consecuencia de: conflictos bélicos, sequías, pobrezas, sobre explotación de los recursos, monocultivos, etc.

  Así mismo en los últimos años, se está asistiendo a una serie de fenómenos naturales que están incidiendo como un factor más en esa degradación: un calentamiento generalizado del planeta que la comunidad científica ha empezado a considerar relevante.

La contrastación empírica de su existencia, permite considerarlo como una modificación más rápida de las condiciones climáticas como consecuencia de la acción humana. Estas modificaciones, por convención, se han considerado como un Cambio Climático global.

DSC00354

 Según el Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) las emisiones de los gases de efecto invernadero (principalmente: dióxido de carbono, óxido nitroso y metano), producidos por la actividad humana, están provocando un aumento de las temperaturas, que podrían ser de 1,4 a 5,8 grados centígrados hasta el año 2100, con respecto a las temperaturas de 1990.

Lo que ello supone, se puede observar en los impactos que en América Latina y en África prevén las últimas proyecciones para el siglo XXI. Estas son entre otras: aumento de la temperatura media, decrecimiento del volumen de los glaciares; cambio en el régimen de las precipitaciones; y el aumento e intensidad de tormentas, huracanes, sequías, olas de calor e inundaciones.

Estos efectos se sentirán principalmente en los sectores productivos agrícola, ganadero y silvícola, en la disponibilidad de recursos hídricos, así como en los asentamientos humanos y en el volumen y estructura de las migraciones.

Las situaciones ocasionadas pueden agravar las desigualdades y la pobreza ya existentes, que en los últimos años habían disminuido en muchas de las regiones deprimidas de los países emergentes.

Provocando que muchos millones de personas se vean obligadas a desplazarse. Ya en 1990, el IPCC, afirmaba que una de las consecuencias más importantes del Cambio Climático sería la emigración masiva de personas, principalmente de los países pobres y emergentes, con menores recursos para financiar la previsión de riesgos y sus mitigaciones.

Se puede observar que como consecuencia de este factor se están produciendo una serie de desplazamientos humanos (Refugiados Climáticos) de las regiones periféricas más deprimidas hacia aquellas que tienen mayores posibilidades de subsistencia o mejores medios para pasar a los países de un alto o muy alto Indicé de Desarrollo Humano (índices diseñados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD-). Estas regiones las hemos conceptualizar como Territorios Frontera, en la investigación que soporta este resumen.

 En la actualidad, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) 2009 (Superando barreras. Movilidad y desarrollo humano), sólo migra a nivel transnacional el 3,1% de la población mundial, que supone en números absolutos, alrededor de 200 millones de personas y la gran mayoría de los migrantes, unos 740 millones, se mueven en el interior de las fronteras de los estados.

Los cálculos realizados para el año 2050, habrá unos 200 millones de migrantes climáticos. Esta cifra ha sido aceptada tanto en el IPCC como en el Informe Stern (informe encargado por el Gobierno Británico sobre los efectos del Cambio Climático y el calentamiento global sobre la economía mundial).

Las consecuencias meteorológicas y económicas del Cambio Climático han sido mucho más estudiadas que las que afectan directamente a la población y a los flujos migratorios permanentes o temporales.

Sería muy problemático considerar el factor del cambio climático como una causa aislada de los desplazamientos humanos forzosos, al estar estos, habitualmente, interrelacionados con factores socio-económicos, demográficos, políticos o culturales. Pero sí se le puede considerar como determinante para poder analizar con mayor rigor sus consecuencias actuales y en un futuro inmediato, en los cambios sociales que los desplazamientos humanos van a introducir en las regiones de recepción.