Siria, la oportunidad de la paz (revista el Viejo Topo)

batalla-de-kobaneAhora que hay tregua – relativa – las informaciones sobre Siria han caído en picado. ¿Qué casualidad? Y, no obstante, sigue habiendo noticias; quizás las mejores en mucho tiempo. La noticia fundamental es la ronda de conversaciones iniciadas a instancias de Rusia ,Turquía e Irán – los garantes del alto el fuego de diciembre – en la capital del Kazajstán, Astaná, como paso previo a un nuevo intento de conferencia de paz en Ginebra que, dada la evolución militar del conflicto, tiene en principio más posibilidades que intentos anteriores. Más

Anuncios

El extranjero

-Dime, hombre, enigmático, ¿a quién amas tú más? ¿A tu padre, a tu madre, a tu hermana, a tu hermano.?
-Yo no tengo ni padre, ni madre, ni hermana, ni hermano.
-¿A tus amigos?
-Os servís de una palabra cuyo sentido desconozco hasta hoy.
-¿A tu patria?
-Ignoro bajo qué latitud está situada.
-¿La belleza?
-De buena gana la amaría, diosa e inmortal.
-¿El oro?
-Lo odio, como vosotros odiáis a Dios.
¿Pues qué es lo que amas, extraordinario extranjero?
-¡Amo las nubes. . ., las nubes que pasan… allá lejos… las maravillosas nubes!

De Spleen de París
Por Charles Baudelaire
Traducción de Nydia Lamarque 1º edición, 1961, México, Editorial Aguilar.
 Más información
1422980035_273676_1422980623_sumario_grande
Un grupo de unos 50 inmigrantes, todos ellos subsaharianos, ha intentado este martes entrar en España por la frontera norte que separa Ceuta de Marruecos. Uno de ellos ha logrado acceder a la ciudad después de lanzarse al mar y bordear la costa hasta llegar a la playa ceutí. Seis han permanecido dos horas y media encaramados a la valla, de la que se han bajado al final voluntariamente.   Más
 EL PAÍS   Ceuta 3 FEB 2015 – 17:13 CET  

Los olvidados

ogiek-evictions-thumb_widescreen_medium_large_play

 

Ellos también existen

CAMBIO CLIMÁTICO Y MIGRACIONES

kiribati-cambio-climaticoLas poblaciones que dependen directamente de los recursos naturales, ven cada día más alteradas las condiciones climáticas y ambientales necesarias para sobrevivir. Hace tiempo que se está asistiendo a una degradación ambiental como consecuencia de: conflictos bélicos, sequías, sobre explotación de los recursos, monocultivos, etc., pero en los últimos años, una serie de fenómenos naturales están incidiendo, como un factor más, en esta degradación ambiental, esto es: un calentamiento generalizado del Planeta que la comunidad científica ha empezado a considerar relevante.

La contrastación empírica de su existencia, permite considerarlo como una modificación más rápida de las condiciones climáticas como consecuencia de la acción humana. Estas modificaciones, por un acuerdo científico mayoritario, se las ha llamado «Cambio Climático global».

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos de las Naciones Unidas (IPCC) las emisiones de los gases de efecto invernadero (principalmente: dióxido de carbono, óxido nitroso y metano) producidos por la actividad humana, están provocando un aumento de las temperaturas, que podrían ser de 1,4 a 5,8 grados centígrados hasta el año 2100 con respecto a las temperaturas de 1990. Un ejemplo de los efectos de estas variación es que el Cambio Climático en América Latina y en África durante el siglo XXI, de acuerdo con las últimas proyecciones, se manifestará a través de un aumento de la temperatura media, un decrecimiento del volumen de los glaciares, un cambio en el régimen de las precipitaciones, sequías, el aumento e intensidad de tormentas, olas de calor e inundaciones.

La incidencia de sus efectos serán más notables en los sectores agrícola, ganadero y silvícola, así como en la disponibilidad de agua para el abastecimiento de una población en crecimiento sostenido. En definitiva el Cambio Climático influye e influirá directa o indirectamente en todos los sectores económicos, sociales, culturales y medioambientales. Todo ello, condicionará el modo en que personas y sociedades desarrollen sus actividades, así como las peculiaridades de los asentamientos humanos y la dimensión y estructura de las migraciones.

En 1990, el IPCC, afirmaba que una de las consecuencias más importantes sería la emigración masiva de personas, principalmente de los países pobres, con menores recursos para financiar la adaptación y la mitigación, hacia los del primer mundo. Estos escenarios que el IPCC preveía en la última década del siglo pasado, ya son una realidad y estan provocando que millones de personas se vean obligadas a desplazarse de sus lugares de origen hacia otros más favorecidos.

Pero estos movimientos de población no se dirigen directamente a sus destinos, previamente realizarán una serie de desplazamientos internos en los países de origen, así como por las rutas preestablecidas, por intermediarios, mafia o gobiernos, que les aproximarán progresivamente a los lugares de retención, desde donde podrán acceder, en el mejor de los casos, a los paises del centro.Estos recorridos pueden durar entre uno y tres años.

En la actualidad, según el informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) 2009 (Superando barreras. Movilidad y desarrollo humano), sólo migra a nivel transnacional el 3,1% de la población mundial, que supone en números absolutos alrededor de 200 millones de personas y la gran mayoría de los migrantes, unos 740 millones, se mueven en el interior de las fronteras de los estados. Se han hecho cálculos, entre otros, por el profesor Norman Myers de la Universidad de Oxford, según los cuales para el año 2050 habrá unos 150 millones de migrantes climáticos; cifra que han aceptado tanto el IPCC como el Informe Stern (informe encargado por el Gobierno Británico sobre los efectos del Cambio Climático en la economía mundial).

Las consecuencias meteorológicas y económicas han sido mucho más estudiadas que sus repercusiones sociales, aquellas que afectan directamente a la población y en especial a los flujos migratorios, permanentes o temporales, que está causando.

Como se ha repetido, no sería riguroso considerar a éste como un factor aislado, capaz de provocar por si mismo desplazamientos humanos; su interacción con las crisis sociales, económicas, políticas y otras ambientales es innegable, pero eludir su relevancia es no tener en cuenta un factor que puede ser origen de importantes transformaciones sociales y geográficas, en las regiones y ciudades que son utilizadas como fronteras de contención de los refugiados del Cambio Climático.

Estos cambios y conflictos no sucederán sólo sobre la realidad social de las regiones de acogida y retención, sino que las presiones que se produzca en ellas, afectarán directamente a los sistemas sociales de los países con más medios para dar respuesta a los efectos del Cambio Climático. Pero el error es considerarse aislados y no tener en cuenta que la Tierra es una y por lo tanto, lo que ocurre en la periferia pobre incide directamente en el centro rico.

Foto seleccionada

Suiza y la xenofobia

Por escasos 20 mil votos de diferencia, la ciudadanía suiza votó este domingo 9 de febrero una iniciativa para limitar la inmigración *masiva*. La misma, promovida por la ultraderechista Unión Democrática de Centro (UDC) obtuvo el 50.3% de los votos.
La iniciativa fue respaldada también por la mayoría de los cantones, especialmente en la Suiza alemana. Un 56.5% del padrón emitió su voto en un país que concurre a las urnas al menos cuatro veces por año. 
Tan pronto conocido el veredicto comicial, portavoces de la Unión Europea (UE), “lamentaron este resultado” que va “contra la libre circulación de personas”, uno de los aspectos esenciales negociados en el 2002, y que hacen parte de los acuerdos bilaterales existentes entre Berna y Bruselas. Suiza no hace parte de la Unión Europea ni usa el euro, habiendo mantenido el franco como moneda propia.

Para el Gobierno helvético se abre ahora un nuevo frente internacional. La re-negociación de dichos acuerdos, adaptándolos al resultado de este voto, cuya campaña previa, en las últimas semanas, había polarizado a la ciudadanía. Se abre así un periodo de tres años en las que las autoridades deberán establecer cuotas anuales de entrada de mano de obra extranjera, incluyendo la europea.

Dos amplios campos se dibujaron en la escena nacional. Por una parte, el Gobierno que contó con el apoyo de la gran empresa privada y los partidos de centro-izquierda (socialistas, verdes, demócratas cristianos, y radicales/liberales). En la vereda de enfrente, la Unión Democrática de Centro,ultra derecha populista, principal fuerza electoral del país, con posturas sistemáticamente racistas y anti-extranjeras. Para esta fuerza política el domingo electoral constituye una gran victoria. Su base política se encuentra en torno al 30 % del electorado. El hecho de superar hoy la barra del 50 % y obtener 1.463.954 votos del padrón implica un éxito de gran dimensión. Uno de los 7 magistrados que integran el Consejo Federal (ejecutivo colegiado) pertenece a la UDC.

La prensa europea en línea dio amplia cobertura a estos resultados. “El País” de España tituló: “Suiza aprueba limitar la inmigración de extranjeros por un estrecho margen”. En tanto “Le Monde” de Francia enfatizaba: “Un sí para limitar la inmigración masiva”. “La Repubblica” de Italia, subrayó declaraciones de voceros europeos en la línea que se deberán “reexaminar los acuerdos bilaterales con Berna”.

Casi el 22 % de la población total suiza son residentes extranjeros, porcentaje relativamente elevado en comparación con otras naciones del continente. Alemania no supera el 9%, España se ubica en torno al 12 %, en tanto Francia menos del 6% según datos del 2010. Las exigencias para obtener la nacionalidad suiza son, sin embargo, mucho mayores que la de la mayoría de los países europeos.

Desplazamientos humanos por el Cambio Climático (Refugiados de la tierra)

Las migraciones internas en África; que tienen su origen, entre otros, en el Cambio Climático; son uno de los motivos de la crisis social, natural, cultural y económica que se produce sobre las que llamamos”Ciudades Litoral”. Ciudades internas de contención para que estos desplazamientos humanos no pasen hacia los continente o países desarrollados.

Desplazados y expulsados

La solidaridad es la ternura de los pueblos y luchar con pasión por los que sufren, los olvidados, los diferentes: nos hace más libres y más dignos del apellido personas.

Ellos/nosotros

índiceGCCCíndiceimagessentados melilla

Nosotros/ellos

images jaenimagealemamiaimagesgerra