EL SILENCIO DEL MUNDO RURAL ESPAÑOL

Es posible encontrar momentos donde aparecen una conjunción de hechos que miran hacia un solo sitio: los reflejos de una parte de tu vida.

Hace pocos días me contrataron para hacer un estudio de cómo «de sana» es la relación entre los jóvenes, el empleo y el silencio, en una de las tantas sierras del territorio español.

Ante mi situación de paro y escasez, esto me vino como «un guante» para salir, momentáneamente, de la necesidad de «pelas» para sobrevivir.

Era un trabajo relativamente fácil, por un tiempo determinado y con pocas aspiraciones. Todo sencillo y sin mayores pretensiones.

-Yo que venía de leer mi tesis doctoral y de dirigir otros trabajos de investigación de mayor enjundia… Esto era «pan comido»

No más lejos de la realidad: me encontré con los recuerdos de aquellos lugares, hace años de tanta novedad, de tantos desafíos…de tanta juventud.

Otra vez, con los problemas de unas gentes que se niegan a desaparecer, con la tristeza de las calles limpias y cuidadas, pero con casas de puertas y contraventanas cerradas.

-Con lo que les costó volver a los que se fueron: huyendo del hambre, la pobreza, el analfabetismo, el abandono; en definitiva de la tristeza… Ahora hay escuelas, trabajo, médico, casas de cultura, pabellones deportivos, calles cuidadas y pavimentadas,… Y se marchan-

¿Por qué? Me preguntaba en la soledad del silencio, visitando los pueblos de estas tierras siempre en el filo de su existencia.

-Los hijos de los que volvieron no se van por el hambre, esta vez ¿No serán otra las penurias?-

¿Serán falta de respuestas a otras necesidades?: estudiar para encontrar algo más; pasear por donde hay otras gentes; ir hacia ellas sin tener que pasar horas de aburrimiento en los asientos de un bus; asomarse sin dificultad a un mundo más amplio cuando miran por las ventanas de sus ordenadores…

Los pueblos se vuelven a quedar en silencio: con las puertas cerradas, con las calles solitarias, con la vejez de sus nuevos paisajes. Sus gentes y sus paisajes se están perdiendo, aunque se les necesite, como siempre.

Anuncios

REFUGIADOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

Los impactos del cambio climático hacen que, de las regiones y países más deprimidos del Planeta, millones de personas tengan que salir para poder sobrevivir.

Sus modos de vida se ve seriamente deteriorados al depender directamente de los recursos naturales.

Fenómenos meteorológicos extremos -sequías, inundaciones, altas temperaturas, etc.- provocados por el calentamiento global, hacen que su única posibilidad de de subsistencia sea la emigración.

Desplazamientos que en la mayoría de las ocasiones son hacia lugares donde, también, sus habitantes se encuentran en los límites de la pobreza.

Este DOCUMENTAL es una llamada a la conciencia y responsabilidad colectiva, de hombres y mujeres del mundo desarrollado,  de la necesidad de un cambio profundo en sus modelos de consumo para poder evitar estas emergencias humanitarias.

 

 

Nacionalismos catalán y español vs. nosotros

«Los hombres tienen la costumbre de gritar para no tener que escucharse unos a otros». Miguel de Unamuno.

Los nacionalistas catalanes gritando contra los «patriotas españoles», los nacionalistas españoles gritando contra los «patriotas catalanes» y, nosotros ¿contra quién gritamos?

Quizás sea un poco sordo o los gritos no me dejan escuchar ¿qué ha pasado con nosotros?: los extranjeros, refugiados, parados, pensionistas, mujeres maltratadas, los que reclamamos una sanidad y una educación pública de calidad, los desahuciados, los sintecho, los olvidados; en definitiva los actuales invisibles de las patrias.

¿Dónde están las demandas ajenas a las peleas por las patrias? ¿Alguno de ellos se pregunta qué pasa con nosotros? Con los que no estamos ahí, los que no las consideramos nuestras únicas contiendas.

Los que aún manteniendo unas opiniones ideológicas sobre los nacionalismos , nos sentimos en estos momentos olvidados.

Los que para los estados y la naciones del Sistema, siempre seremos «la carne del cañón de las crisis».

Los que queremos que nos devuelvan, los patriotas cuya riqueza creció mientras nuestra pobreza aumentó, lo que es nuestro.

Creo que los pueblos, pero todas sus gentes, tienen derecho a la autodeterminación, a construir un mundo de libertad, igualdad y respeto al diferente, pero con buenos compañeros de viaje, no todos son válidos.

Nosotros, «los olvidados», también tenemos derecho a que se nos escuche ahora, también ahora, sin la sordina de las peleas nacionalistas. Aunque sigan gritando para defender sus patrias.

 

 

 

 

 

 

 

 

Crisis humanitaria: la peor desde la creación de la ONU (24/10/1945)

El coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O’Brien, subrayó la necesidad de dar una respuesta internacional para evitar la hambruna endémica en Somalia, Yemen, Sudán del Sur y algunas zonas de Nigeria. Más de 20 millones de personas, de estos cuatro países, están en riesgo de hambruna e inanición. 10 de marzo de 2017

Trump y Alemania de 1930

Trump es un resultado pos-fascista promovido por el capital financiero y las grandes corporaciones transnacionales.
Estos han fomentado el encanallamiento de la población para mantener y aumentar sus tasas de ganancia en plena crisis del Sistema.
¿Es acaso necesario recordar que es un fenómeno que ya se está produciendo en Europa?
Quizás sea preciso aludir a esa población de la Europa bien pensante que está votando a corruptos, líderes de extrema derecha o a aquellos que proponen la construcción de muros que eviten el paso de los que huyen de las guerras, del hambre o de las catástrofes ambientales.
La cuestión es: si en el proceso iniciado se dan las condiciones que fomenten una situación similar a los años treinta en la República de Weimar.

Refugiados y los países desarrollados

PRINCIPALES PAÍSES RECEPTORES DE REFUGIADOS

Fuente: Informe IUNHCR-ACNUR tendencias globales (2013). Datos compilados y analizados por el autor
Fuente: Informe IUNHCR-ACNUR tendencias globales (2013). Datos compilados y analizados por el autor

Los datos facilitados por IUNHCR-ACNUR, en sus informes anuales, son una visión de cómo las repuestas a los refugiados se encuentra en una encrucijada. Los países con capacidad económica, legislativa y de recursos sociales son precisamente, como se puede observa en la tabla, los que menos se implican en ayudar a más de 60 millones de personas (Informe IUNHCR-ACNUR 2015) en situaciones de persecución, guerras o violencia. Número que está continuamente aumentando.

Precisamente los países con mayores índices de desarrollo humano están dejando la atención humanitaria a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), a las organizaciones gubernamentales (ONG) especializadas y a los países fronterizos que en la mayoría de las ocasiones, no tienen capacidad para cubrir las necesidades alimenticias, sanitarias, de seguridad o vivienda.

            El hecho de que los refugiados permanezcan próximos a las regiones donde se encuentran las áreas en conflicto, hace que los motivos por los que se vieron forzados a migrar les sigan acompañando en sus desplazamientos. Ya sea por la permeabilidad de las fronteras o por la arbitrariedad de quienes tengan el control político de los país de acogida.

            Las persecución política, étnica y las guerras; pero también las pandemias, hambrunas y los efectos del Cambio Climático, producen desplazamientos humanos forzosos y traumáticos. Cada uno de estos acontecimientos son motivos suficientes para considerar, que las personas afectadas, son refugiados de unos entornos adversos que ponen en peligro su integridad individual y colectiva, y por tanto sus situaciones son similares a las que se recogen en el Estatuto de Ginebra para los Refugiado de 1951 y siguientes desarrollos legislativos.

            En definitiva más de 200 millones de personas son migrantes forzosos y tienen los derechos de asilo recogidos en la legislación internacional.

 

 

 

 

Paris 2015 y el cambio climático: acuerdo definitivo

El primer borrador y el acuerdo1449772814_988541_1449772884_noticia_normal definitivo global contra el cambio climático, de la cumbre de Paris 2015 (COP 21), lo presenta a lo claro Forges.