Parados y paradas: ¿resignados?

Los cinco millones de parados y paradas tienen nombre, andan por las calles, tienen cara pero no los vemos y sus necesidades no tienen respuesta. Al otro lado, las entidades financieras tienen cara: la de sus presidente; no andan por la calle: se manchan; y sus necesidades tienen respuesta a través de nuestros impuestos.

Los parados sufren las consecuencias de la irresponsabilidad de los presidentes. A los primeros se les pide que ayuden y no sean intolerancia con las medidas necesarias para la resolución de la crisis; a los segundos se les permite que especulan con la crisis.

¿Hasta cuando van a aguantar los primeros la falta de  pudor y usura de los segundos?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s